¿Puedo quitar la uralita sin permiso?

EL artículo 316 del código penal establece que  “Los que con infracción de las normas de prevención de riesgos laborales y estando legalmente obligados, no faciliten los medios necesarios para que los trabajadores desempeñen su actividad con las medidas de seguridad e higiene adecuadas, de forma que pongan así en peligro grave su vida, salud o integridad física, serán castigados con las penas de prisión de seis meses a tres años y multa de seis a doce meses”.

Sentencia del Tribunal Supremo de 10 de mayo de 1980:

Todos los que ostenten mando o dirección, técnicos o de ejecución, y tanto se trate de mandos superiores como intermedios y subalternos, incluso de hecho, están inexcusablemente obligados a cumplir y hacer cumplir cuantas prevenciones y cautelas establece la legislación del trabajo para evitar accidentes laborales y para preservar y tutelar la vida, integridad corporal y salud de los trabajadores.

Por eso, el trabajo del Seprona, que es pionero en España en esta materia, consiste en estar atento a los lugares donde todavía hay uralita o amianto para confirmar que cuando se retiren se haga conforme a las leyes.

El Seprona  pide la colaboración de los ciudadanos que vean que se retiran placas sin las medidas de protección adecuadas, para que denuncien. La salud de los que las retiran está en juego y también lo está la de todos los vecinos o personas que transiten por la zona de obra.

Creo que queda contestada suficientemente la pregunta en cuanto al tratamiento a dar a la uralita.