¿Hay amianto en mi edificio?

El amianto puede ser parte de cualquier edificio comercial o residencial que fue construido o renovado antes del año 2001. El amianto puede encontrarse normalmente en:

  • productos de fibrocemento (tubos, conductos, techos, etc)
  • revestimientos (en tuberías y calderas, etc)
  • tanques de agua y cisternas de los inodoros
  • tablero aislante de amianto (que se asemeja mucho pladur típico)
  • amianto suelto en techos y paredes cavidades
  • recubrimientos pulverizados en techos, paredes y vigas / columnas
  • revestimientos decorativos con textura
  • baldosas
  • textiles y materiales compuestos 
  • La presencia de amianto por sí sola no debe ser un motivo de preocupación. El amianto sólo se convierte en un riesgo para la salud humana cuando se libera en el aire.
  • CAMPAÑA INFORMATIVA SOBRE AMIANTO (RECITRAN) 
  • Image
Anuncios

Responsabilidades y sanciones de las empresas y particulares en la retirada de amianto

La exposición al polvo de amianto es la causa principal del mesotelioma y de la asbestosis, puede serlo de patologías pleurales no malignas e incrementa el riesgo de padecer cáncer de pulmón.

Por este motivo los materiales de construcción que contienen amianto, entre ellos las antiguas placas de fibrocemento (uralita), están catalogados como residuos peligrosos de acuerdo con la Lista Europea de Residuos, con el código LER 170605.

Su tratamiento y gestión como residuo peligroso estará afectado por la Ley 22/2011 de 28 de Julio de residuos y suelos contaminados, y en base a ella debemos atenernos entre otros a los siguientes artículos de aplicación:

Artículo 46. Infracciones.

A los efectos de esta Ley, se considerarán infracciones muy graves:

a) El ejercicio de una actividad descrita en esta Ley sin la preceptiva comunicación o autorización.

c) El abandono, vertido o eliminación incontrolados de residuos peligrosos.

Artículo 47. Sanciones.

a) En el caso de infracciones muy graves:

1.º Multa desde 45.001 euros hasta 1.750.000 euros, excepto si se trata de residuos peligrosos, en cuyo caso la multa podrá ser desde 300.001 euros hasta 1.750.000 euros.

El Servicio de Protección de la naturaleza (SEPRONA) de la Guardia Civil vigila el cumplimiento de las normas de seguridad.

¿Se pueden doblar las cubiertas de fibrocemento?

La respuesta es clara, NO.   El motivo principal es que cubriendo las cubiertas de fibrocemento lo único que conseguimos es ocultar la existencia de las placas, pero no eliminamos el amianto. De esta forma siempre que se haga cualquier manipulación,  una salida de ventilación, una instalación, una reparación en la cubierta, no tendremos bajo control las placas de uralita, su posible rotura y desprendimiento de fibras de amianto, con el riesgo potencial que supone para la salud de los trabajadores y usuarios finales del inmueble.

La Instrucción 4/2010 de la Dirección General de Relaciones Laborales ha sido clara en este sentido indicando que llegado el final de la vida útil de la cubierta de fibrocemento corresponde su desmontaje y sustitución por otro material.

Por tanto, una empresa o particular que proceda a doblar las cubiertas de fibrocemento con el único objetivo de ahorrarse el coste de la gestión del reciclaje de los materiales de construcción que contienen amianto, además de incumplir la legislación del RD 396/2006, se está creando un problema mucho mayor y más caro para el futuro.Image