¿Puedo quitar la uralita sin permiso?

EL artículo 316 del código penal establece que  “Los que con infracción de las normas de prevención de riesgos laborales y estando legalmente obligados, no faciliten los medios necesarios para que los trabajadores desempeñen su actividad con las medidas de seguridad e higiene adecuadas, de forma que pongan así en peligro grave su vida, salud o integridad física, serán castigados con las penas de prisión de seis meses a tres años y multa de seis a doce meses”.

Sentencia del Tribunal Supremo de 10 de mayo de 1980:

Todos los que ostenten mando o dirección, técnicos o de ejecución, y tanto se trate de mandos superiores como intermedios y subalternos, incluso de hecho, están inexcusablemente obligados a cumplir y hacer cumplir cuantas prevenciones y cautelas establece la legislación del trabajo para evitar accidentes laborales y para preservar y tutelar la vida, integridad corporal y salud de los trabajadores.

Por eso, el trabajo del Seprona, que es pionero en España en esta materia, consiste en estar atento a los lugares donde todavía hay uralita o amianto para confirmar que cuando se retiren se haga conforme a las leyes.

El Seprona  pide la colaboración de los ciudadanos que vean que se retiran placas sin las medidas de protección adecuadas, para que denuncien. La salud de los que las retiran está en juego y también lo está la de todos los vecinos o personas que transiten por la zona de obra.

Creo que queda contestada suficientemente la pregunta en cuanto al tratamiento a dar a la uralita.

 

Anuncios
Cómo quitar la uralita

Cómo quitar la uralita

No tengamos miedo al proceso de eliminación de la uralita, en pocas palabras les indicamos lo que tenemos que hacer (de acuerdo al RD 396/2006 de 31 de marzo de 2.006):
La retirada de placas de fibrocemento (uralita) se tiene que hacer manual,  siendo el proceso recomendado con una plataforma elevadora.  Por tanto,  las placas han de ser retiradas antes de cualquier operación de derribo (si es éste el caso).  Este proceso lo lleva a cabo RECITRAN,  todo ello en base a la elaboración de un Plan de Trabajo, que  tiene que aprobar la Autoridad Laboral competente,  donde se detallan los pormenores del trabajo a realizar (incluyendo un mínimo de dos tomas de muestras la ambiental y la personal  para laboratorio, caseta de descontaminación de equipos especiales utilizados, aspiradores de partículas, etc). La aprobación del Plan por las autoridades suele tardar aproximadamente un mes.  Una vez aprobado dicho Plan de Trabajo,  se procede al desmontaje de las placas y acondicionamiento,  por los trabajadores especializados  de RECITRAN,  la retirada de dichas placas y traslado a un vertedero autorizado para restos de amianto,  con  certificación de admisión de  estos residuos peligrosos.
Parece complejo, pero poniéndose en manos de una empresa especializada inscrita en el RERA no hay mayores dificultades, y  tampoco es tan gravoso económicamente.